Matrimonio infantil, precoz y forzado en situaciones humanitarias. 35º período de sesiones: Promoción y protección de todos los derechos humanos, civiles, políticos, económicos, sociales y culturales, incluido el derecho al desarrollo

En el 35º Periodo de Sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la Asamblea General de la ONU se reconoce el matrimonio infantil, precoz y forzado como una violación de los derechos humanos y una práctica nociva que menoscaba el derecho a la educación, el derecho al disfrute de salud física y mental, incluida la salud sexual y reproductiva.

Se exhorta a que los estados elaboren y pongan en práctica respuestas, estrategias y políticas integrales, amplias y coordinadas para prevenir, afrontar y eliminar el matrimonio infantil, precoz y forzado. A que promulguen, apliquen, armonicen y apoyen leyes y políticas destinadas a prevenir, afrontar y erradicar el matrimonio infantil, precoz y forzado. Que supriman cualquier disposición que pueda permitir, justificar o dar lugar a matrimonios infantiles, precoces o forzados.

En este periodo de Sesiones participaron Argentina, Haití, Honduras, México, Perú.

Autoría: Consejo de Derechos Humanos

Año: Junio de 2017