Bolivia

Según la prensa, Periódico La Estrella del Oriente, Santa Cruz, (16/10/2016), en Bolivia aún existe un alto porcentaje de niñas que se casa antes de los 18 años: 22% del total de ese grupo de edad, lo que supone alrededor de 243.382 personas. Un 3% que se casan antes de cumplir los 15 años. Estas son las mismas tasas que reflejan las estadísticas de UNICEF.

Edades mínimas para el matrimonio en Bolivia

La principal herramienta legislativa que regula la edad mínima para contraer matrimonio en el Estado Plurinacional de Bolivia es el Código de las Familias y del Proceso Familiar. Esta normativa que entró en vigor el 6 de agosto de 2015.

Según el documento, sólo los mayores de edad (18 años) pueden contraer matrimonio, pero con autorización excepcional de los padres (o tutores) pueden contraer matrimonio los adolescentes que cumplan más de 16 años. La edad de consentimiento sexual en Bolivia es de 14 años.

ARTÍCULO 139. (EDAD): (1) La persona podrá constituir libremente matrimonio o unión libre, una vez cumplida la mayoría de edad (18 años de edad). Ver Ley 548: ARTÍCULO 7. PRESUNCIÓN DE MINORÍA DE EDAD

(2) De manera excepcional, se podrá constituir matrimonio o unión libre a los dieciséis (16) años de edad cumplidos, siempre que se cuente con la autorización escrita de quienes ejercen la autoridad parental, o quien tenga la tutela o la guarda, o a falta de éstos la Defensoría de la Niñez y Adolescencia. Es válida la autorización verbal realizada al momento de la celebración del matrimonio o del registro de unión libre ante oficial de Registro Cívico. (3) Cuando no se dé la autorización establecida en el Parágrafo anterior, la o el interesado podrá solicitarla a la autoridad judicial.

Previo a esta reforma, el Código de Familia de 1988 señalaba: Art.44 El varón antes de los dieciséis años cumplidos y la mujer antes de los catorce años cumplidos, no pueden contraer matrimonio. El juez puede conceder dispensa de edad por causas graves y justificadas. Art 53 El menor de edad no puede casarse sin el asentimiento de su padre y de su madre. […]