Declaración del Foro de Juventudes Latinoamericanas y Caribeñas

Ninguna decisión sobre las juventudes, sin las juventudes:
Participación, derechos y educación sexual integral. 

Declaración de prioridades y demandas tras el Tercer Foro de Juventudes LAC reafirma el compromiso de la juventud para en incidir políticamente en el cumplimiento del Consenso de Montevideo, primer acuerdo en América Latina y el Caribe que reconoce a los derechos sexuales y los derechos de las juventudes como derechos humanos.

El pasado 7 de agosto, jóvenes representantes de organizaciones sociales de 33 países de América Latina y el Caribe hicieron pública una declaración de prioridades y demandas tras el Tercer Foro de Juventudes LAC celebrado en el marco de la III Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo.

El texto reafirma el compromiso de la juventud para en incidir políticamente en el pleno cumplimiento de sus derechos, tal y como lo señala el Consenso de Montevideo.  En esta línea, el foco de las prioridades para avanzar en el desarrollo de la región está en el ejercicio de los derechos sexuales y derechos reproductivos y la educación sexual integral, junto con la necesidad de vincular el abordaje de la pobreza, la desigualdad, la inclusión, el enfoque de género e interculturalidad, y el respeto del Estado laico con la agenda de juventudes.

Otros temas que aparecen señalados entre los 18 puntos de la declaración son participación y autonomía juvenil, derechos laborales, derecho al territorio, desarrollo sostenible, derechos de las personas LGBTIQ+, vida libre de violencia, y atender situaciones derivadas de la migración.

  1. Garantizar una educación pública, gratuita, de calidad, laica y con enfoque de género, que incluya una educación sexual integral en la currícula escolar y que permita la igualdad de género y el desarrollo de nuevas masculinidades no violentas, atravesadas por el feminismo descolonizador.

  2. Brindar atención de salud especializada y de calidad para adolescentes y jóvenes, que incluya el acceso a métodos anticonceptivos, como la anticoncepción de emergencia; por la cual, hacemos un llamado al gobierno de Honduras para su despenalización.

  3. Tomar medidas concretas para la prevención del embarazo adolescente no deseado (primer y segundo embarazo), basadas en la evidencia, como educación integral en sexualidad y acceso a métodos anticonceptivos, considerando la necesidad de un enfoque intercultural que atienda las problemáticas específicas de las adolescentes y jóvenes indígenas. Prestar especial atención a los embarazos en niñas menores de 15 años y su vinculación con situaciones de violencia sexual e incesto. Las políticas y programas deberán implementarse en todos los niveles de gobierno.

  4. Reconocer la autonomía y el derecho a decidir de las mujeres y personas gestantes, para disminuir la muerte materna relacionada al aborto inseguro, así como fomentar un debate amplio con base en evidencias científicas e integrando la sabiduría ancestral de las comunidades indígenas sobre la necesidad de la despenalización y legalización del aborto en todos los países de la región, garantizando que el acceso a este sea libre, legal, seguro y gratuito.

Leer completa la Declaración del Foro de Juventudes Latinoamericanas y Caribeñas

Declaración del Foro de Juventudes Latinoamericanas y Caribeñas

¡Ni una muerta más por abortos inseguros!

¡Ni un feminicidio más!

¡Ni una menos!

¡Ni un asesinato más!

Ninguna decisión sobre las juventudes, sin las juventudes.