¿Cuál es el problema? es el título de una interesante investigación exploratoria sobre masculinidades hegemónicas y su influencia en uniones, matrimonios y embarazos en niñas, adolescentes y jóvenes, fruto de la colaboración entre FLACSO Guatemala y UNFPA.

La desigualdad de género en la raíz de las uniones tempranas

¿Cuál es el problema? es el siguiente paso tras “Me cambió la vida”, una primera investigación de 2014-2015 donde se recogen historias de menores que han pasado por matrimonios o uniones tempranas y embarazos

Las premisas (y ejes de la investigación) que se sostienen desde ¿Cuál es el problema? son:  la naturalización de la violencia; la búsqueda del control de la sexualidad y de los cuerpos de las adolescentes; la limitación de la autonomía personal, los cuales son tres características fundamentales de la masculinidad hegemónica.

Conversamos con Ana Lucía Ramazzini de FLACSO-Sede Académica Guatemala y José Roberto Luna de UNFPA sobre esta novedosa  investigación que centra su foco en cómo la masculinidad hegemónica afecta a la práctica de las uniones tempranas.

Ana Lucía Ramazzini de FLACSO-Sede Académica Guatemala:  Con el estudio  “Me cambio la vida” encuestamos a 596 adolescentes que habían vivido un embarazo en el año 2012 y habían asistido a control prenatal. Fue una muestra con representación a nivel nacional. Esta fue nuestra puerta de entrada para acercarnos a estudiar las uniones tempranas. Efectivamente, 9 de cada 10 entrevistadas respondió haber estado casada o unida alguna vez. El 58% de estas jóvenes se unieron en pareja de manera informal, y únicamente el 28% habían pasado por un registro civil para formalizar el matrimonio. Esto nos ayudó a entender algo muy importante de cara a la siguiente investigación: la prevalencia de la convivencia y la unión por encima del matrimonio civil, la vulneración de los derechos de las niñas y adolescentes tras las uniones y los embarazos, y la correlación entre uniones tempranas y embarazo adolescente.  

En muchos de los casos que investigamos, las niñas y adolescentes estaban unidas con hombres que les doblaban o triplicaban la edad. ¿Porqué los hombres adultos están buscando niñas y jóvenes? ¿Que implicaba esto  en las relaciones? Así, con estas nuevas preguntas, surgió ¿Cuál es el problema?

José Roberto Luna de UNFPA: Las masculinidades hegemónicas tenían que ser nombradas en este tipo de prácticas. Más allá de los datos cuantitativos, estábamos evidenciando la búsqueda de una forma de poder en las relaciones afectivas que, por supuesto, tiene mucho que ver con la manera de ser hombre. Teníamos las historias contadas desde las niñas y las jóvenes que evidenciaban la vulneración de sus derechos humanos. Pero difícilmente podemos transformar la situación si quienes ejercen el poder, tienen recursos y legitimidad, en las comunidades se sienten legitimados con este tipo de prácticas. En realidad los adolescentes que se casan entre sí son el 7% máximo, no es un problema de uniones entre adolescentes. Es un problema de hombres adultos cansándose con niñas o con mujeres muy jóvenes.   ¿Qué hay detrás de las masculinidades hegemónicas y porque los hombres están buscando mujeres mucho más jóvenes, de cómo mínimo 7 años de diferencia?

El presente estudio, lo titulamos “¡¿Cuál es el problema?!”, frase que hace referencia a las palabras recurrentes de uno de los entrevistados, quien cuestiona por qué la relación y embarazo entre un hombre mayor y una mujer menor de edad se ve como problema. Consideramos que esta frase evidencia la masculinidad hegemónica y la manera en que trastoca los proyectos de vida de las niñas, adolescentes y jóvenes. La primera investigación se tituló “¡Me cambió la vida!”, haciendo referencia a la frase que las entrevistadas nos repetían; mientras que la segunda “¿Cuál es el problema?”, desde los hombres.  Ambas frases vinculadas muestran relaciones de poder.
Ana Lucía Ramazzini de FLACSO-Sede Académica Guatemala

¿Cómo están delimitando el concepto de masculinidad hegemónica?

Ana Lucía Ramazzini de FLACSO-Sede Académica Guatemala: Cuando FLACSO Guatemala y UNFPA nos unimos para esta investigación, nuestro objetivo fue desentrañar las relaciones de poder en que se mueven las niñas y las adolecentes. Centrándonos  en el impacto que tiene la masculinidad en el entorno y las relaciones de estas niñas y jóvenes y como afecta a su vida, a sus oportunidades y su autonomía en la vulneración de sus derechos. La masculinidad hegemónica fue nuestra categoría de análisis a través de tres de sus características: naturalización de la violencia, control de los cuerpos y las sexualidad y limitación de la autonomía.

José Roberto Luna de UNFPA: Cuando hablamos de masculinidad optamos por el concepto de Connell (1984), porque te permite ver las relaciones de poder que generan las masculinidades pero también evidencia la estructura que lo legitima. Y en este sentido no perdemos lo relacional ni lo estructural. El concepto de masculinidades hegemónicas planteado por  Connell interrelaciona género, prácticas y estructura social. Es hegemónica  porque es dominante, porque es aceptada por el sentido común como algo natural. Lo interesante es como las estructuras sociales van construyendo las formas legítimas de ser hombres en diferentes culturas vincula estructura sociales y prácticas sociales.

La brecha etárea aumenta las desigualdades de género

José Roberto Luna de UNFPA: La brecha etárea marca una diferencia muy importante, la desigualdad de género. El poder de un hombre adulto sobre una niña es mucho mayor que el de un adolescente. Por ejemplo en términos económicos los jóvenes no tienen ese poder. Si hay desigualdad de género, pero no tienen el poder legitimo socialmente. Los hombres adultos gozan de poder simbólico y además tienen más estudios, más recursos y más dinero.

Ana Lucía Ramazzini de FLACSO-Sede Académica Guatemala: La relación de  poder es más evidente con la diferencia de años. Uno de los entrevistados, por ejemplo, tenía 52 años y su pareja 18 años. Al hacer el análisis estadístico, a partir de encuestas nacionales, corroboramos que entre mayor es la pareja, hay más naturalización de la violencia, control de la sexualidad y limitación de la autonomía.  En encuestas a nivel nacional, el 70% de los hombres reconoce que sus parejas tienen que pedirles permiso para salir de la casa. Pero en casos donde los hombres son 10 o más años mayores, esto se acentúa y llega hasta un 77% .

José Roberto Luna de UNFPA: Las niñas que se casan a edades más tempranas son las que están en mayor vulnerabilidad, las que están en mayor desventaja social, principalmente por contexto socioeconómico o contextos de violencia. Pero los hombres no, son hombres con estudios superiores, con dinero, con trabajo.  Es un tema de poder, de desigualdad de poder, concretamente. Un hombre que acumula capital y se casa con una niña, aumenta su sensación de poder y control.  ¿Por qué te gustan las niñas o las mujeres tan jóvenes? Preguntábamos…. “porque yo le puedo enseñar, porque se sorprende, con todo lo que le muestro, porque me admira, porque obedece

Ana Lucía Ramazzini de FLACSO-Sede Académica Guatemala: O “yo les atraigo, les gusto, les enseño de algo que no saben. Las jóvenes son las que no saben, las que hay que enseñar y no saben.  Es la vuelta de la atracción”.

La desigualdad en relaciones de género es la raíz de esta práctica. Tiene que ver con normas sociales.  Una historia de vida te permite profundizar en las normas sociales, explorar como se ha ido construyendo su discurso desde el proceso de socialización de género, desde la escuela, la iglesia, la familia y eso es fundamental para poder definir estrategias de acciones desde diferentes niveles.  El enfoque ecológico nos aporta esto. Necesitamos abordar la construcción de la masculinidad hegemónica y su impacto en la vida de las niñas y adolescentes desde un trabajo integral sistémico. Buscamos incidir y transformar a nivel nacional, comunitario, escolar, familiar, de pares, individual.

Los hombres y “el problema”

Ana Lucía Ramazzini de FLACSO-Sede Académica Guatemala: El valor añadido de la aplicación de técnicas cualitativas nos permite conocer percepciones, gestos, discursos, sentimientos e ideas complejas para poder entender las narrativas que se construyen en torno al amor y las relaciones.  No conseguimos hablar con las parejas de las chicas que entrevistamos en la primera investigación, debido a la movilidad, a que ya no estaban en el lugar o habían sido denunciados.  Entonces buscamos específicamente hombres que estuvieran en uniones o matrimonios con más de 5 años de diferencia. Ellos al principio no querían hablar con una mujer,  ni hacer las entrevistas cara a cara. No fue fácil llegar a los hombres  porque no querían hablar de esto con mujeres entrevistadoras; ese fue un primer hallazgo, “estas son cosas de hombres y se hablan entre hombres”.

 

El perfil de los hombres que se está uniendo con mujeres jóvenes son hombres mayores con estudios superiores  y buenos trabajos. Uno de los entrevistados señalaba recurrentemente “¿Cuál es el problema?  No hay problema si tú puedes mantener a tu mujer y a tus hijos, el problema no está en la diferencia de edad. El problema es si se casan con un joven que no puede mantener a su familia”.

José Roberto Luna de UNFPA: Hay que tener en cuenta que es un estudio mixto. Estas historias de vida nos permiten llegar a la profundidad y resquicios que no nos dan las estadísticas y los datos, pero además se acompaña  con el análisis secundario de encuestas nacionales (Encuesta  Nacional de Salud Materno Infantil, la Encuesta Nacional de  Condiciones de Vida) que nos permiten  conocer el perfil de los hombres. Desde este perfil podemos analizar la dimensión y saber quiénes son los que se casan con las niñas, las tendencias con respecto al matrimonio…

(Continuar leyendo la entrevista)